domingo, 28 de octubre de 2012

España, un pueblo de Zombis

Viendo la escasa afluencia de personas a las manifestaciones convocadas por la plataforma "Rodea el Congreso" o a cualquier otra de las decenas que se celebran cada semana, ha quedado suficientemente claro que la sociedad española vive sumida en un profundo letargo. Este estado catatónico del vulgo ciudadano me deja perplejo y a veces hasta me indigna más que el latrocinio diario al que nos somete la oligarquía inhumana que nos gobierna. Es verdaderamente escandaloso que ante el saqueo desvergonzado y continuo, las mentiras y la corruptela política que reinan en este asqueroso país, la respuesta de las calles sea prácticamente nula en cuanto a masa crítica se refiere. Es repugnante y triste, que mientras unos pocos miles de cabreados nos manifestamos pacíficamente en Neptuno, la inmensa mayoría de la población parezca vivir ajena a la realidad, ahogada en otra burbuja aparte o volcada en su cotidianidad consumista y ociosa. Da la sensación, de que la cosa no va con ellos, de que los afectados somos sólo unos pocos idiotas que acudimos a protestar ante un congreso vallado, sobreprotegido y armado hasta los dientes por centenares de policías.



Los líderes del PPSOE dan su opinión acerca de la iniciativa de Rodear el Congreso. La mayoría de la gente aún les hace caso.


Pero la realidad es otra. La realidad es que nosotros, los pocos que hemos decidido romper la dinámica pasiva, permisiva y despreocupada que triunfa en la sociedad, somos los que estamos luchando por los derechos de toda esta manada de borregos que se arrastran por las calles con horchata en las venas y sin espíritu alguno. La realidad es que ellos, los que se desentienden de todo, son las mayores víctimas de todas aquellas que están condenadas a un más que probable e inminente cadalso. Y esto es así, porque son víctimas por partida doble: No sólo lo son de los tiranos y jerarcas financieros y de todos aquellos magnates de lengua bífida que imponen su ponzoñoso dogma económico sobre la faz de la tierra, sino también, de su propia inconsciencia vital, de su mente diseñada para ser manipulada y perfectamente conducible. Toda esta gente, estos catetos que se creen que todo lo que está pasando no les atañe, que piensan que la crisis pasará y que todo seguirá igual que siempre, merecen pegarse la ostia del siglo, en cuanto el expolio y la miseria llamen a sus puertas. Y esto no tardará en ocurrir, a la vista de los amenazadores acontecimientos que se están sucediendo en este país y en el resto del planeta. Quien no quiera ver que la democracia es una quimera y que estamos a las puertas mismas de un Nuevo Orden Mundial fascista y represor que traerá hambre, enfermedad, guerras, dolor y sobre todo mucho sufrimiento, o bien es un idiota sin materia gris en la cabeza, o bien, no tiene ojos en la cara.



El mayor fascista de la historia "democrática" de nuestro país, también opina al respecto. Interesantes palabras del señor Aznar.


Por tanto, no vale la excusa del trabajo o el esconder el rabo ante el empresario cabrón, negrero y explotador, al igual que tampoco valen las malas condiciones climáticas, la lejanía, quedarse cuidando del perro o cualquier otra patraña esgrimida para no participar en estas protestas completamente legítimas y acuciantemente necesarias. Ni siquiera el miedo, capaz de paralizar el cuerpo y la mente, puede aceptarse como argumento para darle la espalda a un destino cada día más negro e incierto, aunque lo estén promoviendo con tanta manipulación y represión policial. Porque si no actuamos pronto y la masa no despierta de su abúlico e irreal sueño, pronto pasaremos de la pseudodemocracia vigilada actual, a la dictadura más obscena e impersonal que haya existido jamás, en un mundo sin salida. La cosa es realmente grave. El puñetero y cansino fútbol, la estúpida fiesta de Halloween y los sempiternos bares de copas, pueden esperar, es más, deben esperar. Y deben hacerlo, por el bien de todos.



video
"Canto a la Libertad", del para siempre recordado Jose Antonio Labordeta, tocado y cantado ayer por la filarmónica y el coro del 15-M. Sin duda un momento histórico y el más emocionante de toda la noche.


viernes, 26 de octubre de 2012

Una raza esclava

¿Es el ser humano actual el resultado de un experimento genético producido por una raza alienígena mucho más avanzada que la nuestra? ¿Podrían tener los mitos mayor relevancia que las propias religiones, dedicadas a descomponer o mitificar una realidad pasada que desmontaría toda la historia oficialmente conocida y aceptada? Varios científicos, apoyados sobre numerosos descubrimientos que a día de hoy siguen realizándose, algunos famosos y eminentes contactados como Alex Collier y numerosos escritores, cuestionan la versión oficial y empiezan a arrojar luz sobre esta nueva y puede que hasta incómoda realidad que empieza a tomar forma ante las mentes más inquietas. De este modo, la Teoría de la Evolución de Darwin caería en desgracia y sólo así podrían explicarse las gigantescas y megalíticas construcciones que se encuentran por todo el mundo y el farragoso enigma del Eslabón Perdido quedaría finalmente resuelto. 




Fue Sir Austen Henry Layard, quien en 1850 descubrió varios miles de tablillas de arcilla a unos 400 kilómetros de Bagdad, en su excavación del sitio Nínive, la antigua capital de Asiria, cerca del actual pueblo iraquí de Mosul. Estas tablillas se estima que pertenecieron al pueblo sumerio y son uno de los mayores hallazgos de la historia, incomprensiblemente ignorados y ocultados, ya que muchos y recientes descubrimientos en paleontología, geología, antropología, astrofísica o astronomía, ya se recogían en las mismas. Esto demuestra a todas luces que el pueblo sumerio fue el depositario del conocimiento de una civilización avanzada que llegó de otro planeta. En los años 70,  Zecharia Sitchin, erudito y escritor experto en sumerio, arameo, hebreo y otras lenguas muertas del Medio y Cercano Oriente, inició una ambiciosa investigación al traducirlas, no sin un esfuerzo continuado durante 30 largos años, y las conclusiones a las que ha llegado son realmente sobrecogedoras. Los AN.UNNAK.KI o aquellos que del cielo a la tierra vinieron , una raza reptiliana que habría llegado a la tierra hace 450.000 años desde el planeta Nibiru o el llamado por la NASA Planeta X, creando una nueva forma de vida que mezclaría su propio ADN codificado y aquél del hombre mamífero evolutivo o hombre mono. Según las tablillas, este planeta tendría una órbita elíptica de 3600 años que lo situaría entre Júpiter y Marte y después más allá de Plutón, siendo el responsable de una tremenda colisión con el planeta Tiamat. Restos del planeta Tiamat y una luna de Nibiru habrían creado el cinturón actual de asteroides que se conoce entre Marte y Júpiter, y a su vez la propia tierra.




Estos semi-dioses (An, Enlil, Ninkharsag y Enki), padres primitivos del pueblo sumerio y de toda la humanidad, se asentaron inicialmente en lo que es ahora África, en la actual Zimbabwe, con el objetivo de extraer ingentes cantidades de oro de lo que ellos llamaron AB.ZU o depósito hondo, enviándolo de vuelta a su planeta de origen desde bases en el Medio Oriente. Se han encontrado pruebas que verifican la presencia de una minería de oro en la región que datan de al menos 100.000 años. La presencia de estos seres ha dejado además su huella cultural en el continente negro. La propia tradición mitológica africana y hombres como Credo Mutwa, ufólogo y guardián de la tradición Zulú, hablan aún hoy de recientes desapariciones en Sun City, Sudáfrica, a manos de los terribles Chitauri, dioses lagarto de 3 metros de altura o más, llegados a este continente hace milenios. Según Mutwa, él mismo fue secuestrado y torturado por ellos y los Grises en 1959:




Aunque mucho se podría especular sobre las causas de una invasión alienígena, parece que la principal fue una imperiosa necesidad de oro, que según Sitchin y las tablillas, respondía a un deterioro progresivo de la atmósfera de Nibiru, compuesta por oro monoatómico, y la creencia de que las partículas de oro en polvo podrían mantener su temperatura interna estable.




Más adelante, las tablillas explican como, tras una rebelión de las clases obreras alienígenas, la élite real Anunnaki, en concreto Enki y Ninkharsag, decidieron crear una nueva raza  para hacer el trabajo sucio de la minería, además de otras labores de excavación, cultivo y construcción. Para ello, colocaron un óvulo de una hembra bípeda homínida y lo fertilizaron con material genético alienígena, para después insertarlo en una matriz Annunaki ( Concretamente en la matriz de Ninki, hermanastra de Enki). Es en este momento, hace unos 200.000 años, en el que surgiría el primer humano moderno al que llamaron Adamu (Adán en el Antiguo Testamento) o LU.LU (el que ha sido mezclado), y también la explicación al extraño salto de gigante entre el Homo Erectus y el Homo Sapiens casi de forma repentina, si nos atenemos a la lenta evolución de la especie genuinamente humana en sus anteriores fases. Más extraño si cabe, es pensar no sólo las tremendas diferencias entre el hombre de Neandertal, auténtico hombre mono y el Homo Sapiens Sapiens, sino el hecho de que las dos especies llegasen a coexistir en un mismo período, alrededor del 40.000 a.C.


En gran cantidad de excavaciones arqueológicas en Oriente Medio, y más recientemente en Grecia, han sido encontrados restos de los Nephilim o Annunaki. Estos hallazgos son silenciados por los medios de comunicación oficiales.


Tras milenios de conflictos entre humanos y reptiles y una prolongada guerra entre Lemuria y la Atlántida que destruyó ambas civilizaciones bajo las aguas del diluvio universal, parece que el control definitivo de la humanidad recaería finalmente sobre el rey reptil Marduk (Rá) hijo de Enki, iniciándose en época histórica en la antigua Babilonia. Las familias que gobernaban la ciudad en su nombre son conocidas comúnmente como los Illuminati, cuyo símbología principal alcanza hoy su máxima relevancia en el ojo de Horus dentro de la pirámide, que aparece en los billetes de un dólar americano. El símbolo del dólar es, a su vez, una serpiente entrelazada en una vara. En su afán por controlar el mundo, los illuminati se movieron desde Babilonia a distintas partes de la tierra, primero a Egipto, pasando por la Roma Imperial, Holanda, España, Inglaterra y finalmente Estados Unidos, donde hoy en día se encuentra su núcleo principal económico y militar. Desde entonces, sus descendientes más directos nos dominan mediante un sistema jerárquico y patriarcal, basado en el odio y en el miedo, frecuencias vibratorias que mantienen cautivo y esclavizado al ser humano y de las cuales se alimentan estas entidades negativas. 




Los Illuminati, o en palabras de David Icke "la Hermandad Babilónica" dominada por reptiles metamórficosestá hoy infiltrada en las casas reales y las familias del poder mundial, siendo las principales la Casa de Windsor y los Bush, Rockefeller, Openheimer o Rotschild algunas de las familias, respectivamente, por citar las más importantes o conocidas. Estas personas manipulan a la humanidad y siguen una agenda siniestra a través de sociedades secretas cada vez más conocidas y cuestionadas por la opinión pública: masonería templaria (Bnai Brith), Skull & Bones, El Grupo Bilderberg, El Club de Roma o la Comision Trilateral. La alta jerarquía de estas sociedades secretas se ha introducido como un virus en las instituciones políticas, económicas y sociales de todo el planeta, controlándolas e infectándolas. Tampoco excluye las religiosas, siendo el Vaticano y la Iglesia Católica, además de un nido de pederastas, una copia de los ritos y costumbres de la Iglesia de Babilonia. Por último, han usado el dinero como medio para canalizar el poder corrompiendo y manipulando al hombre, manteniéndole en una cárcel de codicia y materialismo que bloquea su verdad espiritual. Desprecian al conjunto de la raza humana, a la cual  consideran únicamente su esclava o ganado sacrificable (Goyim).





El objetivo final de la élite oscura que nos gobierna en la sombra, no es otro que un fascismo financiero que empobrezca a la humanidad, detonar una tercera guerra mundial o bien generar epidemias, hambrunas y demás conflictos que reduzcan población sobrante y justifiquen finalmente un Nuevo Orden Mundial, en el que el ser humano perderá todos sus derechos plegándose finalmente a una esclavitud completa y definitiva. La llegada de la civilización capitalista a un callejón sin salida a nivel económico, de recursos y de crisis medioambiental  aguda, está acelerando este proceso. Las informaciones filtradas de la reciente construcción  de innumerables bunkers y galerías subterráneas por todo el planeta, dejan aún mayor evidencia de la veracidad de estas preocupantes afirmaciones. Y aún deberíamos de plantearnos la siguiente pregunta: ¿ A donde ha ido a parar el dinero o todo el oro que por arte de magia parece haber desaparecido en esta crisis mundial provocada? ¿Estará siendo destinada a un megaproyecto secreto sólo conocido por un puñado de personas? 

miércoles, 24 de octubre de 2012

23-O: Miedo y Asco en Madrid 2

2000 personas. Ese es el número de seres conscientes y legítimamente indignados, con sentido de la responsabilidad colectiva, que ayer protestaron en Neptuno y trataron, en vano, de rodear el congreso. Y digo sólo rodearlo, de forma simbólica. Es una cifra irrisoria, ridícula en porcentaje, pues Madrid hace tiempo que dejó de ser un pueblo, y ahora es una enorme urbe de varios millones de habitantes. Otra vez volví a reafirmarme en lo que me temía y no es otra cosa que un adoctrinamiento sistémico que le ha ganado la batalla a la ciudadanía, y al desgaste mediante la fuerza, cimentado en el miedo y que ha logrado hacer mella en los pocos espíritus aún libres y revolucionarios que quedaban, reduciendo considerablemente su número desde la anterior gran concentración del 25-S: Casi 10.000 personas. Es verdaderamente descorazonador asistir a este derrumbe del clamor popular, ante una amenaza real de tiranía y esclavitud a perpetuidad de la deuda y los mercados financieros. Ante el riesgo inminente de un más que probable Nuevo Orden Mundial de los facinerosos. Como decía un amigo mío anoche, "El mundo está moviéndose hacia una nueva organización social, los semiesclavos y los mandos". Ante semejante declaración, nada pude añadir, pues resumía a la perfección esta sombría realidad que sólo unos pocos se atreven a desafiar en las calles.




3 horas antes, había llegado a Neptuno bajando por el Paseo del Prado desde Cibeles, bastante desconsolado y preocupado, al comprobar que eran casi las 8 y aún permanecía abierta la circulación al tráfico en dicha avenida. Mal asunto. Eramos pocos, pero los suficientes como para cortar el tránsito de vehículos, aunque sólo fuese por seguridad. Finalmente se consiguió y la gente pudo distribuirse más amablemente por una plaza llena de huecos. A pesar de todo, los ánimos estaban bastante calmados. Ni la mitad de cánticos, frases reivindicativas o silbidos de indignación que en las pasadas ediciones. Dos tímidas asambleas que abogaban por la formación de un proceso constituyente permanecieron formadas hasta aproximadamente las 9, cuando se inició una marcha, ya más animada, que pretendía rodear el congreso subiendo por la calle Lope de Vega y encabezada por una enorme pancarta de la Plataforma 25-S. Pocos minutos despúes, los antidisturbios cortaban cualquier intento de paso al cerrar la marcha en la calle de León. En ese momento se produjo cierta confusión, pero pacificamente se inició, poco a poco, un retroceso hacia Neptuno no sin cierta frustrada resignación.




Y aquí es donde viene el golpe de efecto del gobierno, a través de su brazo armado en las calles. Si la cámara baja estaba atestada de furgones, policías a caballo e incluso tanquetas, el cielo de la zona volvió a ser el protagonista de todas las miradas por la presencia constante de un helicóptero de vigilancia. Esta vez, haciendo gala de una temeridad sin precedentes, se atrevió a bajar a unos 50 metros de distancia de los edificios, cifra que rebajó poco después en 3 o 4 metros de altura sobre las azoteas en la confluencia de la calle Lope de Vega con Quevedo, seguramente con el objetivo de amedrentar a los allí congregados. Lo que provocó fue un pequeño ciclón y el susto y la incertidumbre de muchos, que se vieron envueltos en un vendaval de hojas, papeles y polvo. Este incidente, por sí mismo, constituye un acto de tremenda irresponsabilidad que podría haber terminado en una tragedia. Una hora después, el acto en Neptuno tocaba a su fin, desconvocándose antes de las 10 de la noche, con más miedo que otra cosa. Pasadas las 10:30, sólo quedaban unos 200 rezagados y poco después se volvía a abrir la plaza al tráfico de la capital.

Escasísima afluencia, desgaste y todavía, mucho miedo. Hoy la denterosa delegada del gobierno, Cristina Cifuentes, ha anunciado que se han abierto expedientes sancionadores a más de 30 personas, casi todos ellos organizadores y promotores de la marcha, por no "pedir permiso" para manifestarse. Habrá que seguir esperando, pero el tiempo de reacción se agota y las cosas se ponen cada vez más negras en lo que cada día se asemeja más a una tiranía.

sábado, 20 de octubre de 2012

La vuelta a la Edad Media

Si hace 1000 años eran los señores feudales los que explotaban a sus vasallos mediante diezmos y constantes tributos, hoy son las élites financieras y sus corporaciones las que lo hacen, enmarcadas en un nueva relación de dependiente vasallaje apodado deuda y dentro de un sistema monstruoso que se conoce como liberalismo económico. Pocas cosas han cambiado desde entonces y sólo se está consolidando un proceso que lleva siglos determinando la historia de los pueblos. En las últimas décadas del siglo pasado, los supuestos planes de ayuda y reformas estructurales arruinaron a millones de personas y a decenas de países que un día fueron soberanos y autosuficientes. Esto fue así principalmente en Sudamérica y África, continentes expoliados hasta la saciedad en sus recursos naturales y encima saqueados por una deuda ilegítima, creada por la conjunción de intereses privados de las élites dominantes.




La tramposa y ansiada globalización, vendida como una panacea que beneficiaría al conjunto de la sociedad, sólo ha empeorado la situación política, social y económica de estas vastas regiones del globo. Este fenómeno se ha visto reflejado en una cruel asimetría económica, que adornada por una mera retórica de buena voluntad, es decir, de mentiras una detrás de otra, se ha convertido en una realidad de dependencia y exacción a los países pobres. En 2003, las ayudas públicas al desarrollo del norte rico hacia el sur pobre, suponían 54.000 millones de euros, pero durante ese mismo año los países de este sur pobre entregaron a los bancos del norte 436.000 millones en concepto de intereses de deuda. Sólo en África, esta ha pasado en 30 años, de 60 billones a 250 billones. El desequilibrio sólo se entiende desde la especulación y el mantenimiento generalizado de un tren de vida insostenible en occidente, a costa de la miseria de otros. 



La verdad de cómo se montó el expolio de la "Escuela De Chicago" y en definitiva de la economía occidental usurera en los países sudamericanos.


Sin embargo, la emergencia de los gigantes asiáticos está empezando a equilibrar las cosas, y tras la crisis prefabricada de 2008, la deuda se ha instalado en una Europa que poco a poco comienza a perder su identidad y va camino de una horrenda unión fiscal y política que sólo persigue difuminar responsabilidades de oligarcas y generalizar el desequilibrio entre ricos y pobres como algo natural e imprescindible en la mentalidad de estos sátrapas que nos gobiernan. De este modo, el concepto Norte-Sur ya puede perfilarse perfectamente en el Viejo Continente, y en España, Grecia o Italia, cada vez más sumidos en la miseria, se pretende poner como avalista de las deudas privadas generadas por bancos, grandes empresas y fortunas procedentes de la especulación, al estado y a sus ciudadanos. Para asegurarse, los propios dirigentes de estos países son tecnócratas de la Troika y la usurera banca internacional, completamente involucrados en la crisis financiera de hace 4 años: Lucas Papademos, ex presidente del Banco Central Europeo y Mario Monti, nada menos que asesor de Goldman Sachs y director europeo de la Comisión Trilateral y miembro de la directiva del Grupo Bilderberg, dos sociedades secretas antidemocráticas, tiránicas y deleznables que a puerta cerrada, deciden la agenda global del planeta. Aunque tampoco hace falta irse demasiado lejos para encontrar a esta gentuza en el poder, pues aquí en España, el ministro de economía no es otro que Luis de Guindos, antiguo asesor de Lehman Brothers para Europa.



Los 4 Jinetes del Apocalípsis europeo...


Alemania, en manos de una bismarkiana Angela Merkel, pretende dar ejemplo, pero la realidad del país germano no es muy diferente a la española. Alemania tuvo que rescatar con 340.000 millones a sus bancos en quiebra, al estar entonces inmersos en el cenagal de las hipotecas basura de EE.UU. Esos mismos bancos son los que ahora están a su vez enfangados con las hipotecas basura españolas y los mercados de derivados financieros. Se habla mucho de la deuda de las CC.AA en España, pero la deuda de los estados federados o Länder alemanes es del 20% del PIB del país, mientras que aquí asciende a un 13%. Además, Alemania se ha ido mimetizando con el modelo de empleo precario, temporal y parcial que tienen los USA, con mini empleos a 400 euros, temporalidad, y en definitiva salarios que tienen que ser completados por ayudas sociales y subsidios a parados de larga duración, que disfrazan un paro real del 15%. Todo esto es un ejemplo más que sigue demostrando que, en términos generales, se está produciendo un trasvase de riqueza de las clases trabajadores y clases medias, a las clases altas, con la consiguiente desaparición paulatina de  estas clases medias y un empobrecimiento generalizado de la población, no sólo en toda Europa, sino también en el resto del mundo.


...y pronto, la nueva bandera de Europa.


Durante todo este proceso, los Bancos Centrales, a través de la Reserva Federal, han recapitalizado la banca con más de 18 billones de dólares, creando dinero ficticio de la nada que representa un 25% del PIB mundial, salvando entidades que deberían haber desaparecido como Bank of America, Goldman Sachs, Citigroup, JP Morgan y un largo etcétera, en una verdadera carrera hacía delante de la codicia y la suicida competitividad. Imaginarse ahora la deuda externa, produce vértigo. Es la condena a perpetuidad de los pueblos pobres del mundo. Es el sometimiento de la inmensa mayoría a unos pocos mediante un poder de facto, que además corrompe y seduce con facilidad: El dinero.Y es el establecimiento progresivo de un Nuevo Orden Mundial tecnofeudalista: El del fascismo financiero a cara de perro.

jueves, 18 de octubre de 2012

Una clase política despreciable

Hace sólo unos días, el Juez Pedraz absolvía a los imputados de la plataforma 25-S Rodea El Congreso archivando el caso por un presunto delito que Interior les pretendía imputarles "contra las Instituciones del Estado" y se ponía además de su parte aludiendo a una "convenida decadencia de la clase política". Estas palabras causaron gran revuelo e indignación entre los fascistoides que hay enquistados ahora mismo en el poder, con sede en la calle Génova, y que en su rabia y frustración, no dudaron en desacreditarle llamándole "pijo ácrata". Este juez, afortunadamente, es uno de los pocos magistrados sensatos, justos y conscientes que aún quedan en este retrasado y corrupto país que cuenta con una alta administración integrada por numerosos elementos de claro tinte tardofranquista y conservador, que aún se creen que la nación les pertenece por derecho divino o algo parecido. Porque la verdad es que estos políticos que se creen representarnos no son sólo decadentes, sino despreciable, prescindible y punible carne de cañón. Una clase cleptómana y nepotista, altiva y además orgullosa, que se cree omnipotente e intocable y que no parece estar dispuesta a perder sus privilegios, por más que la situación socioeconómica del país empeore, sumida en las hambrunas, la miseria y la tecnobarbarie. Situación que se les irá de las manos, en cuanto pidan el famoso y temido rescate y cometan la casi segura insensatez de seguir defenestrando la salud, la educación y el los pocos servicios sociales que aún sobreviven.


"Eres un pijo ácrata"


Y la verdad es que estos bárbaros descerebrados se encuentran muy cómodos instalados en el poder desde el final de una transición que nunca se llevó a cabo realmente. De ahí el atado y bien atado de Franco, que era consciente de que sus esbirros se perpetuarían en el poder, con el borbón a la cabeza, infectando lo que al pueblo le hicieron creer que era una democracia. Y si antes era la figura del dictador la que integraba la cara amable de la dictadura, hoy esta se encuentra perfecta y sutilmente difuminada y licuada calando algo que se conoce como Estado, y que es el mayor Leviatán del reino. Un monstruo insensible, frío y calculador, que devora los derechos y las libertades de los individuos sin inmutarse un ápice antes las penurias que les genera y que se sostiene y alimenta, si puede, ahogándoles a impuestos, y si no puede, merced a unos mercados financieros, bestia aún mayor del imperio sionista, que regulan su funcionamiento dentro de una estructura envilecida por los dictados del capitalismo.


Antes, el iletrado pueblo aceptaba su destino, porque esta era la voluntad de dios padre omnipotente


Pero si alguien consiente esta tiranía, este clientelismo y privilegiado festín de unos pocos sinvergüenzas que controlan los designios del conjunto de la ciudadanía, son estos propios individuos conformados en colectivo: El Pueblo, sumiso y resignado, lobotomizado por la telebasura, los falsimedia y el repugnante fútbol: Un espectáculo convertido  en un circo de vanidosos gladiadores que cobran exorbitadas sumas por sus servicios al poder y que terminan de redondear el perfecto desfalco de las clases populares. Estas, encima, les tienen encumbrados a la categoría de héroes vivientes, pero no son más que mercenarios que ya no forman parte de una liga de fútbol, sino de un enorme casino que defrauda a hacienda y por consiguiente a ellas mismas. Como pueden observar, es todo un montaje sumamente despreciable, podrido y maloliente. Y la clase política, mientras tanto, se frota las manos. Burócratas, senadores, diputados que conforman una élite de funcionarios que siguen reuniéndose en los plenos del congreso, engordados y atocinados como viejos cónsules romanos de provincia, inútiles como pocos. Son solamente la cabeza visible, por orden jerárquico, de otros 400.000 chupópteros que viven parasitando del bote de todos y sangrando el país como sanguijuelas.


www.eduesfoto.blogspot.com


Esta es la realidad que sufrimos hoy en España y prácticamente en el mundo entero. Una política desvirtuada y parásita, haciendo el papel de muro o dique de contención entre el verdadero poder, las élites de oligarcas que controlan el mundo y una ingente masa de desarrapados que aún están demasiado dormidos para llevar a cabo una verdadera revolución que equilibre la situación. Una situación que por inercia e irresponsable inacción de la mayoría, nos está conduciendo a un nuevo feudalismo a escala mundial. Un tecnofeudalismo corporativo y globalizado en el que la brecha entre ricos y pobres no hace más que aumentar día a día, conformando una nueva realidad y un nuevo y oscuro medievo que a pocos les va a gustar.


El Roto, genial e imprescindible, como siempre...


miércoles, 17 de octubre de 2012

McDonald's invade España

¡Buena noticia para España! Al parecer, tras el éxito cosechado por la famosa cadena de comida basura, el monstruo norteamericano ha decidido invertir de nuevo en esta tierra de zombies consumidores de carne industrial. Parece que nuestra incultura gastronómica y sus derivadas malas prácticas alimentarias han convertido a nuestro infame y muy pronto subdesarrollado país, en el líder indiscutible europeo en venta de sucedáneos de hamburguesa. Según la filial española, el 75% de proveedores de la cadena por volumen de facturación se encuentra en España y sólo el 25% corresponde a países del resto de Europa. No es de extrañar, sobretodo si se tiene en cuenta el elevado uso que hace de estos restaurantes la población infantil, que ya ha sobrepasado a la norteamericana en índice de obesidad. Casi el 20% de los niños españoles son obesos, mientras que los gringos se quedan también en un preocupante 16%. Cifras ambas, espeluznantes. No hay que olvidar que la mierda que vende McDonald's es, además de grasa, rica en azúcares. Tampoco es de extrañar que estos despojos cárnicos forrados a antibióticos, tengan tantos adeptos y víctimas que se encasillan en estos tiernos e inocentes umbrales de edad, dada la cantidad de saborizantes y aditivos químicos que contienen, todos ellos peligrosamente adictivos.


McDonald's, patrocinador oficial de la Eurocopa de fútbol 2012. El virus del fútbol y la comida basura, ahora, más unidos que nunca.


Los riesgos para la salud derivados de la ingesta más o menos regular de esta escoria que se nos vende como "alimento completo y equilibrado" no son solamente el sobrepeso, sino todo lo asociado a este, es decir, enfermedades cardiovasculares o la temida diabetes, también en auge desproporcionado (la infantil) en los últimos años. Parece que la gente no recuerda el tremendo documental Supersize Me, en el que una cobaya humana llevaba su salud al límite ingiriendo durante un mes seguido un menú tras otro, hasta practicamente transformar su higado sano en uno con consistencia de paté La Piara. Flaco favor se hizo a sí mismo, aunque a largo plazo tampoco parece que su sacrificio haya tenido demasiada repercusión en una sociedad abotargada y sin memoria histórica como la nuestra o la americana, aborregada y víctima de sus más bajos instintos. 


Supersize Me


Pues bien, ajeno a esta realidad, España verá de aquí a 2014 como este enemigo de la salud pública invierte 160 millones de euros más en nuestro territorio, para que salgan a la luz 60 nuevos restaurantes que seguirán sirviendo la misma o peor ponzoña, y que se unirán a los 440 ya existentes. La excusa, crear 3000 nuevos puestos de trabajo. Puestos de trabajo precarios y mal pagados de una empresa que además mantiene una estricta política de "no huelgas, no reclamos, no sindicatos y no estabilidad". El objetivo, lucrarse con el envenenamiento y la estupidez ajena, como siempre. Basándonos en estos parámetros de negocio, Mcdonald's ha sido listo y perspicaz. Este país es el inquilino perfecto.

lunes, 15 de octubre de 2012

Nada nuevo bajo el sol 2

El mundo no puede cambiar a mejor ni cambiará, mientras siga existiendo el capitalismo. Es absolutamente imposible respaldar iniciativas que propugnen positivos, altruistas y ambiciosos cambios, dentro de un sistema, además, económica e intrínsecamente competitivo como el nuestro. No se puede. Tampoco se puede ni se debe hablar de sostenibilidad a nivel empresarial, cuando las empresas compiten desaforadamente por algo tan insostenible como el dinero. Porque si hay algo que demuestra hasta que punto nos hemos vuelto completamente insostenibles, o nos han forzado a serlo mediante la succión del poco cerebro que nos quedaba, es en esto, en el vil y asqueroso metal. Ningún concepto puede representar más la insostenibilidad que el del dinero, pues este mismo tiene contraída una deuda para si mismo que representa el 2000% de su cantidad real. El 95% no existe, ni se encuentra respaldado por bienes o riqueza tangible de ningún tipo.


Los escalofriantes y mortecinos ojos negros del tiburón blanco, son el simil de otros tantos tiburones del mundo de la banca y las finanzas, que parecen no tener alma o espiritualidad alguna...


Si observamos este hecho, incuestionable, podremos entender mediante extrapolación, el enorme problema que tenemos encima como sociedad humana y el desafío inminente al que nos enfrentamos. Cuando equiparo este problema a una metástasis cancerígena, casi me quedo corto, pues la realidad de esta terrible enfermedad, el capitalismo, es que está devorando los recursos planetarios cómo el cáncer devora las células sanas arrasando y minando con ello la salud de un organismo. Y si el capitalismo es un asqueroso tumor que se expande merced a la especulación desaforada y la codicia de sus células sangrantes, estas, las células, no son otras que individuos humanos sin consciencia de ningún tipo y sujetos obcecados y perdidos en su propia esfera egocéntrica, egoista y autocompasiva a más no poder. Tratar por lo tanto de evadir responsabilidades con los tiempos que corren, con la abyecta e insultante realidad que nos rodea por todas partes, con la información no sólo escrita o virtual, sino ya visual y descarnada es, además, un acto sumamente ruin y condenable. 


El 24,6 % de los españoles están ya afectados por la miseria. Un 0,1 %, frecuentemente de la clase política, les ha condenado a esta situación.


Y en este país de mierda, porque es un país de mierda, que nadie lo dude, aún hay cientos de miles que prefieren darle la espalda a esta realidad, escudados en la suya propia y enfermiza, demostrando también una estupidez cáustica y recalcitrante que cabalga a lomos de una incierta seguridad material y económica por un campo de inseguridad vital y pobreza espiritual que ensombrece sus parcas existencias de droides cuasi clónicos. Estos robots biológicos, por llamarlos de alguna manera, aún conforman una clase media que se tambalea y está a punto de fenecer, aunque todavía no lo sepa, y alimenta su vacío existencial consumiendo lo que la monstruosa maquinaria sistémica le ofrece en esta huida hacia delante: más consumo, falsos alientos de esperanza y sobretodo mucho fútbol. Eso, que no falte. La decadencia social que ofrece el vulgo aún no se ve a las claras, disimulada y oculta como está, pero se percibe en la parsimoniosa procesión de despreocupados ciudadanos que recorren las calles e inundan las terrazas. La pobreza interior radica en esta somática y aparente tranquilidad de burbuja. Una atomización perfecta de la conciencia, que hace prácticamente imposible el cambio.


Sólo unos pocos miles de manifestantes, cuando debieran ser millones, se han manifestado estos días atrás en Neptuno. El resto sigue poblando las calles con absoluta pasividad y resignación consumada.


España, con un gobierno fascista y profundamente subnormal a la cabeza, ya se ha vendido. No se sabe si a la mafia política, a los mercados financieros, al ya denominado por algunos IV Reich alemán, al Fondo Monetario Internacional, al Club Bilderberg o a los dictados de la ingeniería social más infrahumana, pero se ha vendido. La aceptación o resignación social de la idea que se tiene de este país como terreno abonado para el robo, la especulación financiera y la oportunidad de enrriquecimiento rápido y fraudulento, ha calado bien hondo en el subconsciente colectivo. Lo mismo ocurre en Italia, corroída hasta el tuétano por la Cosa Nostra, la Camorra y la Mafia, en el empobrecido y sufrido Portugal o en el violento y agitado secarral griego subastado por los tecnócratas de la banca. Da lo mismo. Mientras las sociedades del sur se desintegran, las del norte se congelan y trabajan obedientes y esclavizadas para mantener el timón de unos acontecimientos ya dirigidos por la oligarquía que sigue trabajando en la sombra.




Fuera de Europa, el caos del mundo. Un imperio sionista en las postrimerías de su vida, a punto de cometer una locura en un Oriente Medio islámico desdibujado por la guerra y la sangre. Gigantes asiáticos superpoblados, contaminados y capitalistas hasta decir basta, con un monstruo Chino a la cabeza caracterizado por la podredumbre de su medio ambiente, una sociedad esclava y enferma, la represión policial y la censura. Otro gigante, África, hundido en la miseria, tierra de hambrientos y pobrecitos de solemnidad, así como paciente estercolero industrial del mundo occidental. Ámerica latina, estrangulada por el narcotráfico y los conflictos sociales, atenazada por el desfalco de multinacionales que campan a sus anchas en esta tierra destinada desde siempre al expolio masivo... Nadie parece librarse de esta olla a presión que reventará en cualquier momento. Escapar a Siberia, Canadá o Nueva Zelanda tampoco solucionaría nada. Tal vez sí, en alguna isla perdida del Pacífico. Si algo ha conseguido esta infame globalización económica de unos pocos, ha sido el levantar del telón de la miseria de las mayorías. Ya lo dijo el pasado martes en París el Comité del Patrimonio Mundial, que reconoció oficialmente la brecha entre ricos y pobres como la "Octava maravilla del Mundo".


 Este fue el comentario de Lloyd Blankfein, presidente sionista y usurero de Goldman Sachs, acerca de la declaración: "Es imponente, después de todo lo que hemos pasado en los últimos años, no hay mayor privilegio que verla crecer más y más cada día (la brecha). Puede que haya unos cuantos detractores que se preocupen por que, de hacerse más grande, el conjunto se venga abajo, dejando atrapadas debajo a millones de personas, pero yo por mí estoy dispuesto a correr ese riesgo...además, algo me dice que yo, probablemente, saldría bien parado"


Sólo un idiota mantendría la esperanza de un mundo mejor ante semejante panorama y semejante declaración de este gusano de la Sinarquía Financiera Internacional. Casi nadie sabe que esta gentuza planea reducir de forma drástica la población y ya lo están haciendo. En este país, desgraciadamente, aún hay muchos que confian ciegamente en lo que les cuentan los falsos medios de comunicación: Que saldremos de la crisis. Mi pregunta va para ellos: ¿Qué crisis, la española o la sistémica y mundial, ambas provocadas? No hace falta que respondan. Son doblemente idiotas, por supuesto, y no se enteran de nada.

domingo, 14 de octubre de 2012

Carne letal

Este documental (Ámame encarnecidamente) pone los pelos de punta, literalmente. ¿Y si les dijeran que sus prácticas alimenticias son responsables, aunque indirectamente, del cambio climático y sus terribles consecuencias y de la mayor proporción anual de destrucción de hábitats y suelo tropical del mundo? Comer carne, en las cantidades industriales que la sociedad está demandando actualmente, se está convirtiendo en un peligroso problema del cual aún no somos completamente conscientes, pero que ya hemos empezado a pagar y podría aniquilarnos como especie a medio plazo. El tipo de dieta carnívora de cada vez más y más personas, no sólo es un riesgo para la salud por la cantidad de antibióticos presentes en las denominadas "carnes enfermas" provenientes de granjas industriales (la inmensa mayoría) o por la incidencia cada vez mayor de casos de cánceres asociados a una ingesta masiva o desproporcionada, sino ya un problema global de muy difícil solución. Aproximadamente unos 60.000 millones de animales son sacrificados cada año para alimentarnos como la voraz y pútrida raza que desgraciadamente somos. Si comen carne con asiduidad y visionan este documental, seguro que comenzarán a tener una dieta más equilibrada a partir de ahora. Produce náuseas.



sábado, 13 de octubre de 2012

La realidad

En una huída hacia adelante imparable, los bancos centrales de todo el mundo fabrican ahora mismo dinero de manera continua, industrial, para sostener la financiación de sus maquinarias estatales. El Gobierno Federal de los EEUU incrementa su deuda pública a una tasa de 2 billones de dólares anuales. El superabundante dinero fiduciario sólo sostiene su valor artificial porque la inmensa mayoría de los ciudadanos no lo tienen en cantidad suficiente más que para malvivir. Muy pronto el inmenso volumen de dólares que gravita en la cúspide de la pirámide humana, tras la succión por capilaridad de la usura desaforada desde las capas populares a las privilegiadas, caerá sobre todas los estratos de la pirámide humana como una gran lluvia de verde mierda, produciendo la mayor inflación que se recuerda en el mundo desde la del marco alemán que organizó la misma Sinarquía Financiera Internacional tras el saqueo de la crisis del 29 que desencadenó la II Guerra Mundial y mató a cien millones de personas. Cada ser humano, hombre, mujer o niño de toda raza y condición, tocará a un millón de dólares por cabeza. Imagínese el precio de una barra de pan.


El Crack de 1929 podría ser moco de pavo comparado con el que se avecina. Con el dinero que hay hoy en día, más del 90% ficticio y sin respaldo oro, se podría comprar el planeta unas 20 veces.


Nada cambiará la forma de actuar de los gobiernos. A los estados no les importa el pueblo absolutamente nada. Si se empobrece o si se muere de hambre. A los estados sólo les importa su propia supervivencia, funcionario a funcionario, político a político. Solo quieren que "los mercados" sigan financiándolos. Que el ahorro de la ciudadanía fenezca en el pozo sin fondo de las deudas soberanas.

La gente vive en la inopia, aunque sabe claramente que los políticos no los representan; que los banqueros rigen sobre los políticos; que el dinero de sus impuestos, dedicado antes a beneficios sociales, va al salvamento de los bancos, mientras los gobiernos aplican políticas de austeridad que se resumen en recortar derechos. Pero ignora que la banca y los estados roban el ahorro de la gente mediante la manipulación a la baja de las tasas de interés, lo que les permite la creación de tanto dinero como quieran a interés cero para financiar sus gastos faraónicos, aunque sea a costa de que el ahorro real e incluso los sueldos se deprecien (un dinero a costo cero indica que carece de valor, de modo que todo salario pagado con ese dinero es un timo). Lo peor de todo es que la gente cree que todo se arreglará de una manera o de otra, y que las cosas volverán a ser como antes; piensa que la supervivencia del pueblo está entre los objetivos del Estado, pues suponen que éste necesita a la gente corriente para trabajar, crear riqueza en forma de plusvalías y pagar impuestos. Falso todo ello. 





Estos errores hacen que los pocos individuos conscientes de la realidad no podamos contar con el pueblo para acabar con el pútrido sistema financiero-estatalista. Hay que buscar soluciones minoritarias, casi individualistas, para la crisis humanitaria que ya es inminente. Soluciones que afectan tanto al ámbito laboral como al de la familia y al de las relaciones sociales. De un diario como éste no pueden esperarse otras recetas que no sean las basadas en la acracia, en la autogestión, la sostenibilidad y la libre asociación entre humanos. Pero no por mero idealismo, sino porque se trata de las únicas soluciones eficaces. Las desgranamos en diez medidas concretas.


La primera medida es desligarse del sistema basado en el dinero fiduciario. Aunque sea de modo parcial, alternativo. Mientras el dinero funcione, será un modo de intercambio, pero deben implementarse otros ya. Deben anularse las tarjetas de crédito y las cuentas corrientes, excepto aquella en la que se cobre una nómina, cuyo dinero debe retirarse del banco el primer día y tenerlo en casa. Debe abordarse la creación o uso de monedas alternativas y del crédito persona a persona. Y sobre todo, del intercambio libre de bienes y servicios fuera del control del Estado y su injusto sistema impositivo.


La segunda medida es simultanear el trabajo asalariado, que se retribuye con dinero fiduciario, con otro por cuenta propia, preferentemente manual y útil: iniciarse en oficios como albañilería, electricidad, fontanería, agua, gas, etc: o actividades básicas, como la agricultura, la pesca o la ganadería. Cosas con las que pueda uno ganarse la vida pase lo que pase.


La tercera medida es gastar el ahorro de que se disponga en reforzar el punto anterior: comprar herramientas o alquilar un buen pedazo de tierra de cultivo, por ejemplo. No adquirir jamás nada, ningún utensilio o artefacto, que no pueda reparar uno mismo, o pueda aprender a hacerlo, en caso de avería.


La cuarta medida es desobedecer toda ley injusta en lícita objeción de conciencia. Una ley injusta es ilegítima, pues ha sido dictada por los que tienen mucho para mantener y aumentar su fortuna a costa de los que no tienen nada. No es cuestión de enfrentarse a la Ley en las calles, como hacen los colectivos anti-desahucios (lo cual está muy bien, por supuesto). Se trata de saber que, una vez embargado el piso por un banco, en cuanto el secretario del juzgado se va, se puede volver a entrar a él dándole una patada a la puerta, pues ello abre otro proceso legal interminable por la ocupación de un inmueble vacío. Es lo que tienen las leyes injustas: lagunas e incoherencias que las hacen ineficaces ante los que las ponen en duda sin complejos. En caso de colapso monetario, los intereses de las hipotecas se dispararán. Si los salarios no aumentan en la misma proporción, será imposible pagar las cuotas. Si los sueldos crecieran con la inflación, cosa poco probable, el principal de la deuda sería redimible con muy poco esfuerzo relativo para los que para entonces no hubieran sido embargados. Otra ley injusta es la que establece los abusivos precios de los servicios públicos, como la electricidad, el gas o el agua. Pero los contadores son vulnerables. Para los que gustan de pagar lo que consumen, estudios serios demuestran que la vuelta al butano representa gastar la tercera parte que usando gas ciudad. Y que el uso racional de la electricidad puede reducir su consumo a la mitad.


La quinta medida es independizarse del uso de la gasolina tanto como se pueda. Aprender a andar de nuevo, como hacían nuestros abuelos, cuando ello sea posible o a utilizar el transporte público y, sobre todo, la bicicleta: fuerte, barata y fea, para que no resulte un objeto que excite el deseo de los amigos de lo ajeno. Aún no es necesario todo esto, pero vale la pena irse acostumbrando cuanto antes.


La sexta medida es eliminar el uso del teléfono móvil y, en general, de las telecomunicaciones. Tener una tarifa de costo cero si no se consume nada, sin mínimos. Fuera de su uso para el trabajo alternativo, el teléfono móvil no sirve para nada que no sea puramente lúdico, estúpido y fuera de lugar en los tiempos duros que se nos vienen encima (hay una tarifa de teléfono fijo a costo cero si sólo se reciben llamadas, aunque cara si se llama, pensada para ancianos). El hecho es que las empresas no mantienen las infraestructuras y pronto su funcionamiento será errático y deficiente. Internet se quedará colgado un buen día y no funcionará más. Además de que se trata de un sistema orientado al control de la población. Facebook es una trampa para tontos de baba, gente joven o menos joven esclavizada por sus gónadas. El sistema SITEL es un puro medio de espionaje. Y el DNI con RFID, es más propio del seguimiento de animales que del uso en humanos.


La séptima medida es hacerse invisible, fuera del control del Estado. Hoy día puede saberse donde está uno por el GPS de su móvil y qué está haciendo gracias a los controles presenciales RFID y a las tarjetas de crédito; o incluso lo que está diciendo (si es alguien importante) mediante el operativo SITEL. El DNI electrónico debe envolverse en papel de metal o caja de Faraday. El móvil debe mantenerse apagado si no se usa y, en caso de peligro, sin batería. El ordenador debe usarse de manera segura: utilizando Tor para camuflar la IP y obturando la cámara de vídeo.


La octava medida es disponer de armas suficientes para defender uno a su familia si llega el caos total. Las armas son de muy diversa especie. Las únicas controladas por el Estado son las de fuego. Dejo a la imaginación del lector o al inabarcable Internet el averiguar más sobre el asunto, pero existe el aire comprimido capaz de tanta potencia como la pólvora, o las pistolas de clavos para la construcción. Deben mantenerse en perfecto estado siempre, como hace un soldado. Aunque no lleguen a utilizarse nunca. Eso depende sólo de la suerte.


La novena medida es protegerse de las enfermedades contagiosas. El tema es amplio, pero la buena salud derivada del ejercicio es fundamental. Hay algunos medicamentos mágicos que deben acopiarse, como el agua oxigenada o el bicarbonato monosódico, que lo mismo previenen infecciones por heridas cutáneas que enfermedades contagiosas, como la gripe.


Y la décima medida es unirse libremente a tantas asociaciones de personas como sea necesario para mejor resolver los problemas comunes. En grupo puede acometerse una empresa cooperativa, la ocupación de un pueblo abandonado, la educación (o su refuerzo) de la infancia, las reclamaciones, las protestas, las cajas de resistencia, el crédito mutuo y mil cosas más. Lo importante es no afiliarse a una única asociación libre pretendiendo que vaya a resolverlo todo. Eso da lugar a liderazgos y enfrentamientos entre camarillas que tarde o temprano se pagan caros.


Corren tiempos para dudar de todo: del Estado, del capitalismo, de las ideologías partidarias, del sindicalismo (no de todo él, siempre quedarán los anarquistas), del matrimonio (donde esté el amor libre, que se quite el reglado con taxímetro). Debemos dudar incluso de la democracia. Y nos referimos no solamente a la falsa democracia actual, sino a su posible sustituto futuro, pues siempre se tratará de democracia burguesa no asamblearia. No debemos conceder a un rebaño lobotomizado por la televisión el derecho de decidir nuestro destino personal. Cualquier problema complejo, como es el de la supervivencia, debe estudiarse sin prejuicios, partiendo de cero. Pues todo lo que nos han enseñado hasta ahora es mentira. De lo único que no debemos dudar es de la infinita capacidad del ser humano para resolver cualquier problema, si un número suficiente de cerebros realmente interesados en hallar la solución se ponen a ello.


Nadie con dos dedos de frente lo duda ya: Los consejos de administración de los bancos son asociaciones mafiosas protegidas legalmente por sus estados respectivos y sus parlamentos de delincuentes copados por el bipartidismo organizado. El mundo basado en el dinero, tal y como lo conocemos, está liquidado. Creer que el dinero es un objetivo social, en vez de un medio de intercambio, ya no sirve más. Y no porque ahora mismo sea el dinero escaso, que lo es y mucho. Si ese fuera el problema, acratas.net invitaría a sus lectores a trabajar más duro para conseguir ganar más. No lo hace porque muy pronto el dinero no valdrá nada, provocando la mayor hecatombe que haya sufrido jamás el planeta Tierra. Tras el impasse escénico de las elecciones presidenciales norteamericanas de noviembre, la economía real estadounidense será aspirada por el inmenso agujero negro de su deuda, arrastrando tras de sí a la economía del mundo. Digno de verse, si no fuera letal.



Fuente:  ÁCRATAS

jueves, 4 de octubre de 2012

El Triunfo de la Naturaleza

Explorando la tierra, nos encontramos con infinidad de casos en los que la vida salvaje se encuentra completamente arrinconada y al borde de la extinción. Las actividades humanas descontroladas, han estado casi siempre cimentadas en la codicia por el dinero, bañadas por la más absoluta capa de inconsciencia y ausencia de empatía por los seres vivos que nos acompañan en este pequeño planeta. Sin embargo, existen casos excepcionales de despropósitos fabricados por el hombre, que casualmente han revertido en situaciones ventajosas para la naturaleza y los ecosistemas vinculados a esta. En 1986, la explosión del reactor número 4 en la Central Nuclear de Chernobyl fue considerado el mayor desastre hasta la fecha de estas características y uno de los peores accidentes medioambientales de la historia. Decenas de miles de víctimas por las exposiciones a la radiación y cientos de miles de desplazados, culminaron después en la formación del área de exclusión más grande del mundo, conocida como Zona de alienación o Zona Muerta, que se extiende por las fronteras de Ucrania, Bielorrusia y Rusia.


Ejemplar de Lobo en las cercanías de Babchin, en la zona Bielorrusa de exclusión.


Este territorio deshabitado, con epicentro en la antigua central y con un radio de 30 kilómetros salpicado por pequeñas aldeas, fábricas y tétricas y fantasmagóricas ciudades como Prípiat, abandonada hoy a su suerte en mitad de antiguos campos de cultivo surcados por canales y magníficos bosques de coníferas que se han extendido con el tiempo, ha seguido su propio camino evolutivo. En este escenario de pesadilla humana, hoy se enseñorea absoluta la naturaleza y cientos de especies animales prosperan tranquilas y en equilibrio, a pesar de que los niveles de radiación son aún bastante elevados. Sus protagonistas son los lobos o "lobos radiactivos". Así se llama este interesante y emocionante documental, que se adentra en la zona de exclusión convertida ya en una auténtica reserva natural, en la que un grupo de comprometidos investigadores, biólogos y veterinarios están realizando periódicas incursiones demostrándonos con orgullo cómo un error genuinamente humano, propició a la postre una oportunidad única de supervivencia para este hermoso animal, perseguido y abatido por las comunidades humanas de la zona desde hace décadas.